Mi ingreso a la UNAM y a la Facultad de Psicología

Bueno, si Plaqueta escribe cosas personales, trascendentes la mayoría de las veces y otras no tanto, ¿por qué yo no? y no es que quiera compararme con ella, que es una persona que sí sabe juntar las letras y palabras para hacer algo bueno; yo no tanto, sólo quiero compartirles un aspecto importante de mi vida personal.

En fin, va la historia:

Desde que iba en sexto de primaria se me ocurrió que podía estudiar en la UNAM, recuerdo que de muy niño veía a mi papá prepararse para “ir a la escuela”, allá por 1982-1983, y aunque yo no sabía qué significaba eso, veía que lo hacía con interés y se lo tomaba con seriedad. Después supe que se refería a la universidad, y que cursó dos años de la carrera en la Facultad de Medicina, en el corazón de C.U.

Mi mamá me platicaba acerca de lo bonito que era estudiar una carrera, y definitivamente fue ella quien me hizo nacer el deseo de estudiar una carrera, y más en una universidad de prestigio como lo es nuestra máxima casa de estudios. Yo era niño aún, y veía como algo idílico e ideal el estudiar una carrera.

Total que para el año 1994 yo salía de la escuela secundaria, mi papá me enseñó la convocatoria para solicitar un ingreso en los CCH´s, y yo hice caso omiso, pensaba que era algo que tenía que ver mi mamá o mi papá; semanas después, él me hizo ver ese error, me apliqué pero vi que era un poco complicado, y aunado a ello, una situación familiar difícil hizo que definitivamente yo no entrara a la UNAM por la vía del aún existente “pase automático”. A esperar 3 años.

3 años después, otra persona y no yo mismo, me comentaron que salía la convocatoria para el Concurso de Selección para el Ingreso a la Licenciatura, y que, ¡oh sorpresa!, se me pasaba el tiempo para solicitar mi derecho a hacer el examen. A veces uno tarda mucho en aprender ¿verdad? Así que hice un viaje relámpago a la Ciudad de México (yo vivía en la zona del Istmo de Tehuantepec, ver el post “Recuerdos Radiales” 1 y 2) y con dinero que mi mamá consiguió prestado, pude pagar mi boleto de autobús; mientras que la estancia, los alimentos y el costo de la ficha de la UNAM ($100.00 pesos mexicanos de aquellos de a $7.00 por Dólar Estadounidense) corrieron pur cuenta de mi tío, ya fallecido, y de quien hablaré en otro post.

Total que el martes 21 de enero de 1997, en la fecha que de acuerdo a mi apellido correspondía presentarme en el “Local de Registro”, estábamos puntuales mi tío y yo, listos para una jornada de toooooooodo el día, bien aprovisionados de sándwiches y refresco. Era 1997, internet aún era prohibitivamente caro y la UNAM, como cualquier dependencia de un gobierno débil, tercermundista y corrupto (aún priísta en aquel año), no tenía acceso más que en algunos institutos y dependencias, por lo que registrarte para el examen de admisión desde la comodidad de tu casa, a cualquier hora dentro del periodo de la convocatoria abierta, era un auténtico sueño guajiro. Recuerdo que llené una hoja a mano, escribí mal un dato y en vez de darme otra, la chica que nos atendía ¡¡me dio corrector líquido!! Ah, y además me regañó por güey. Entregué dicha hojita a unos chicos que sí tenían computadora para capturar mis datos, pero era un programa en modo texto corriendo sobre computadoras con sistema operativo MS-DOS o similar, que parecía estar hecho en Turbo Pascal o algo por el estilo; hasta pensé que contando con tiempo suficiente yo podría haberlo hecho (mi bachillerato fue con especialidad de Técnico en Informática Administrativa y nos enseñaban lenguajes de programación). Salí como a las 10 y media de la mañana, muchísimo antes de lo que esperábamos, mi tío se sorprendió cuando le dije que “ya era todo por el momento”, nos comimos unos sándwiches y nos regresamos al depto. donde él vivía. En el camino recibimos montones de propaganda de escuelas que daban un curso para el examen, yo no sabía ni qué eran, así que las tiré casi todas, guardé algunas sólo como recuerdo (y al día de hoy ya ni existen). De regreso al Istmo, la mamá de un semi-cuate nos fue a platicar que su hijo también había ido a solicitar su ficha, pero que se quedó en el DF para tomar el curso de una de esas escuelas y asegurar así su pase. Me sentí en ese momento totalmente inseguro de mí mismo, pensé por un momento que si no había yo hecho mal al regresarme a prepararme por mi cuenta en vez de tomar el curso, pero pensé que en primera no teníamos dinero (raro ¿no?) y en segunda esas escuelas no garantizaban nada, sólo algunas te devolvían tu dinero (o al menos la mitad) si no aprobabas el examen de la UNAM. Por cierto, este chico NO aprobó el examen, por si se lo preguntaban.

Para el examen me dieron una guía (de papel) como de 150 páginas, que era de resolverla investigando en mil ochomil libros, cosa que mi papá ya sabía, por lo que en cuanto le dije que regresé del DF, me mandó una caja de libros para que no tuviera pretexto. Estuve dos semanas haciéndome menso, y las otras dos semanas estudiando como si fuera a entrar a Harvard, cosa que hice cuando vi que sólo tenía un camino: resolver la guía en vez de medio leer los libros mintiéndome yo solito. Mi papá me echó porras diciéndome que el examen era fácil, que preguntaban lo básico del bachillerato, que creía en mí, en mi inteligencia, que era el momento de demostrarlo, y remató con una frase que aún recuerdo por los ánimos que me infundió: “no vas a ver si puedes, sino porque puedes vas”. No saben cómo me dio ánimos esta frase, de verdad. El examen fue un mes y un día después de haber recibido “mi ficha”, y allá fui de nuevo. Mientras que para la ficha tuve que hablar con dos profes del bachillerato para que me hicieran mi examen final del semestre antes o después de irme, para el examen de admisión aproveché un “paro de labores” que los maestros de Oaxaca hacen una semana sí y otra no, y pude moverme al DF perdiendo sólo dos clases. En los últimos días previos a la “Fecha Cero” me desvelé, y el miércoles 19 para amanecer el jueves 20 de febrero me dormí a las 5 de la mañana: resolví la última parte difícil de la guía y me di cuenta que ese mismo día 20 salía por la noche, debía lavar mi ropa que se me había acumulado, hacer algunas tareas de la escuela para entregarlas la siguiente semana y preparar mi maleta. Supe que ya no me iba a dar tiempo de estudiar dos materias: Historia y Español, me resigné y me fui a dormir.

Dormí 3 horas y me desperté, eché mi ropa a la lavadora, la tendí, terminé como a las 11 de la mañana, le comenté a mi mamá que me había dormido a las 5, se preocupó un poco, pero confió en mí y se fue a trabajar. Al terminar de lavar mi ropa me dormí y desperté como a las 5 de la tarde, después de un sueño profundo pero no reparador. Bajé mi ropa de los tendederos, comí casi sin hambre y me puse a seguir estudiando a manera de repaso. A las 8:30 PM tomé un taxi y me fui a la terminal de autobuses. En el transcurso me tocó revisión por parte del Instituto Nacional de Migración, me supusieron inmigrante ilegal centroamericano y me pidieron una identificación. Me faltaba un mes para recoger mi primera credencial de elector, así que les enseñé un acta de nacimiento que llevaba para tal fin, pues tuve el presentimiento de que esto podía pasar; no convencí al agente, quien me pidió algo que tuviera una foto mía, y le enseñé entonces la fotocopia de mi “Boleta-Credencial” de la UNAM, pues la original la había dejado en el DF con mi tío. Ambos documentos convencieron al agente, quien me preguntó mi destino, se lo dije, me dio las gracias y siguió con su trabajo.

Pude dormir más que un mes antes en el trayecto, y llegué con mi tío algo descansado, desayunamos y nos fuimos a buscar el lugar del examen. Lo encontramos, era la Universidad del Valle de México Campus Tlalpan, hicimos nuestra estrategia para llegar a tiempo y nos regresamos al depto., por la noche quise estudiar, pero me quedé dormido sin darme cuenta y me fui la recámara, temiendo no haber estudiado lo suficiente y hacer el ridículo más grande de mi vida.

El “Día D” llegó por fin, entré al salón asignado, nos dieron indicaciones generales y nos desearon suerte. A las primeras preguntas vi que mi papá había tenido toda la razón: las preguntas eran básicas, pero en casi todas debías demostrar que sabías aplicar lo que te estaban preguntando; no te preguntaban: “¿Cuál es la altura de un triángulo isóceles con estas medidas?” sino “Para medir la altura de un edificio que forma un triángulo isóceles si sabemos que de la punta del edificio a la punta de su sombra en el piso hay “X” cantidad de metros, ¿qué método usarías?”. Afortunadamente, de Historia y Español, las materias que no había podido estudiar, vinieron sólo 10 preguntas de cada una y se me hicieron fáciles. Decidí, en el momento de iniciar el examen, utilizar dos métodos: primero, marcaría levemente en la hoja de respuestas aquellas preguntas de cuya respuesta estuviera 100% seguro, posteriormente, atendería las que requirieran mayor análisis. El otro método fue que todos los sistemas de ecuaciones de primer grado con dos incógnitas los resolvería mediante el “Método de Igualación”, aprendido casi 3 años antes, a finales de 1994, y que en ese momento se me hizo el más rápido. Me daba un gusto enorme cuando veía que mi solución aparecía en una de las opciones.

Mi último paso consistió en que una vez que estuvieran señaladas toooooooodas mis 120 respuestas, procedería a marcar definitivamente la hoja y a entregar el examen. Recuerdo que éramos unos cincuentaitantos en el salón, y cuando empezaron a salir los primeros pensé que se debía a una de dos posibilidades: o sabían mucho o no sabían nada. Traté de no ponerme nervioso porque vi que al menos no me iba a ir tan mal en el examen, y seguí rellenando circulitos en mi hoja de respuestas. Habrían salido unos 15 compañeros cuando me tocó entregar mi examen, me levanté, lo entregué, el sinodal que lo recibió me preguntó si había llenado correctamente todos mis datos y si había marcado todas mis respuestas, le dije que sí, y con una sonrisa me despidió; eso me tranquilizó.

Salí de la UVM y busqué a mi tío, lo encontré junto con otro montón de papás, vi que la mayoría NO habían salido y hasta dije en voz alta “¡Fue el examen más fácil que haya presentado!” para que me oyeran y yo me sintiera importante; de verdad que no había sido tan difícil. Ahora, sólo quedaba espera y sudar, el lunes 31 de marzo nos darían los resultados, se publicarían en la Gaceta UNAM, y mientras, no había otra cosa más que hacer.

Nos fuimos pues, de regreso al departamento, y después fui al Centro Histórico para comprar unos pósters de Juanga que un amigo me había encargado. Ni le quise preguntar por qué de Juanga. (“Juay de Juanga?”). Al otro día, domingo 23, me quedé todo el día en el depto., mi autobús salía por la noche, y mientras, recibimos a un compadre de mi tío con sus sobrinos, yo me divertí asustándolos golpeando una pared de tablaroca sin que me vieran. Por años circuló el rumor de que en ese depto. asustaba una señora que había muerto algunos años antes, (no ahí, sino en un hospital, pero vivió un tiempo ahí) y el compadre de mi tío asustaba a sus sobrinos con “les va a salir la señora” para que se sentaran quietos. No daba mucho resultado, cabe aclarar.

En la noche me fui a la TAPO, me despedí de mi tío, le agradecí sinceramente su ayuda, cosa que lo tomó desprevenido, en la familia no somos muy dados a mostrarnos afecto; de todos modos le di la mano, me trepé al autobús y me regresé al rancho.

El domingo 30 de marzo eran aún vacaciones de Semana Santa, por la tarde fui a buscar el periódico, no estaba, y la chica no me garantizaba que llegaría ni siquiera en el transcurso de la semana, así que decidí telefonear al número que nos habían dado en enero, de algo llamado Tramitel, para dudas sobre todo este trámite y cosas por el estilo.

La llamada era de larga distancia, pensé que mi mamá se enojaría (en esos años, era ella quien nos mantenía en el 90% del tiempo), pero pensé que el objetivo valía la pena, así que marqué, resignado a una tardanza porque supuse que estaría saturado. No fue así, al tercer timbrazo más o menos me respondió una señorita de carne y hueso, le comenté que no tenía acceso a los resultados (internet era aún escasísimo en todo el mundo, recuerden) y que si había alguna otra forma “de saber si me quedé, es decir, si fui aceptado”. Me pidió mi número de folio, que aparecía en la “Boleta-Credencial”, se lo di y me dijo mis apellidos y nombres para confirmar, lo confirmamos y me dijo “ok, tuviste 97 aciertos, se te pedía un mínimo de 82, así que sí, fuiste aceptado”. En ese momento me dio la emoción más bonita, me contuve porque me dijo que debía presentarme el 31 de julio en el local de registro con mis documentos. Le dije que sí, que lo había anotado (lo cual no era cierto, pero yo ya sabía de memoria qué documentos eran; y por otra parte, esos momentos no se olvidan jamás ¿verdad?). Le agradecí la información y colgué el teléfono.

Di un grito de alegría que oyeron todos los vecinos y mi abuelita, que estaba un poco sorda, fue mi manera de celebrar. Los vecinos me valieron, pero mi abuelita se asustó, me preguntó qué pasaba, se lo dije y me felicitó. Más tarde llegaron a la casa el resto de la familia, le dije a mi mamá que ya me había enterado del resultado del examen, me dijo que qué bueno, pero no vi que se emocionara la gran cosa, así somos en la familia. Mi tío, otro de sus hermanos me preguntó que cómo me fue, le dije como si le estuviera diciendo la hora y me felicitó, no le di importancia y se regresó a darme un abrazo, lo cual me extrañó, y hasta me sentí incómodo. Así somos en la familia. Se nota ¿no? Días después recibí la felicitación de mi papá, mi mamá le escribió una carta para saludarlo y comunicarle, y ella sólo me comentó que “te manda a felicitar”.

Mis cuates del bachillerato se lo tomaron como cualquier cosa, tampoco éramos muy fans de mostrarnos afecto, y menos “entre puros hombres”, así que a los pocos días me olvidé de todo este rollo y me concentré en terminar bien mi semestre, ya había hecho cálculos y vi que para tener promedio de 7 debía pasarme una improbable catástrofe, y que sin esforzarme la gran cosa podía tener promedio de 8 cerrado. Pura mediocridad.

Por poco y me quedo fuera de la UNAM:

El 31 de julio me presenté en el Local de Registro con los documentos que me pidieron, mi tío y su hermana (otra tía por supuesto) con su hijo de 1 año en ese entonces me acompañaron, me inscribí sin mayores problemas y en menos de dos horas ya estaba libre, queriéndome ir a echar la flojera. Mi tío tuvo la genial ocurrencia de ir a conocer la Facultad de Psicología, y digo genial en el sentido de “providencial”. Llegamos, paseamos un ratito, se me hizo la mar de aburrida pero pensé que que estaría mejor y luego, paseando al niño de mi tía (mi primito) porque estaba ya inquieto, ocurrió otro hecho providencial: Dado que tengo la costumbre de leer cuanto anuncio esté pegado en las paredes encontré ahí perdido entre tanto “spam pre-internet”, uno todo feo que decía los requisitos para inscribirse. Lo leí por costumbre pero brinqué cuando vi las palabras “primer ingreso” Leí con más atención y vi que debía inscribirme yo también, pues se me consideraba de la camada de “primer ingreso”. ¿Pues qué no de allá venía? ¡¡Noooooo!! era necesario inscribirse también en la “Honorable Facultad de Psicología”.

Le comenté a mi tío, leyó el anuncio y me dijo “pues vente a inscribir”. Después nos fuimos al depto. Me quedé reflexionando “¿y qué hubiera pasado si a mi tío, (que en gloria esté), no se le hubiera ocurrido ir a conocer la Facultad? ¿Y qué hubiera pasado si yo no leo ese papel que ni destacaba del resto ni se veía atractivo y tenía las letras bien chiquitas?”. Habría perdido mi inscripción, pues por reglamento, quien no completa TODOS los trámites, automáticamente se toma como una renuncia a su lugar.

Me inscribí el día que me tocó, en ese mismo momento me dieron mi credencial que me acreditaba como alumno de la UNAM, y hasta tomaron unos segundos de video en la fila, que después proyectaron en la bienvenida que nos dio la Fac. en el auditorio principal.

Dos comentarios:

1.      Llegué a establecerme formalmente en el DF el martes 29 de julio de 1997, vimos que había más resultados de un examen de admisión posterior que hizo la UNAM, mi tío compró el ejemplar de “Gaceta UNAM” por curiosidad, y vi que para la carrera de Psicología habían rebajado el mínimo de aciertos para ser aceptado de 82 a sólo 65. ¡¡De haber sabido!! Pero me quedó el gusto y el orgullo de saber que había aprobado el examen cuando los estándares estaban más altos, y que fueron miles los que se quedaron en el camino.

2.      Más o menos el 17 de mayo llegó al depto. un sobre con mis resultados desglosados por área del examen. Cuando llegué, en julio, mi tío me lo dio, lo abrí y vi que donde más mal estuve fue en Biología: 17 aciertos de 25preguntas; mientras que en Español e Historia (que no había podido estudiar, recuerden) tuve en ambas récord perfecto: 10 aciertos de 10 preguntas cada una.

61 pensamientos en “Mi ingreso a la UNAM y a la Facultad de Psicología”

  1. ¡Hola! Me he leído toda tu historia y debo de decirte que la cuentas como si hubiera sido ayer ( y digo esos momentos no se olvidan). Cuando tu entrabas a UNAM yo apenas tenia 3 años. Y me da mucho gusto que te hayas quedado. En Enero de 2012 presentó yo la primera ronda, vivo en en Estado de México y digamos que soy una persona algo sugestiva, perfeccionista y debido a eso tengo mucho miedo de fallar (además de que soy malisima para algébra). No puedo ni imaginarme la alegría al enterarte que estabas matriculado. UNAM es mi sueño…y me pondré a estudiar mucho para poder entrar. No sé por que pero ahora que me leo tu historia, la ansiedad (y eso que estoy a meses de el primer examen) se me ha bajado demasiado y creo que es bueno. Todos me dicen que me relaje, lo intentó pero a diario mencionan en mi prepa la unam, unam…Te agradecería mucho si me dieras una recomendación, (obvio no académica), algo para quitarme esta anciedad y nerviosismo. De todos modos te agradezco haber contado tu historia. Cuidáte y Saludos.

    1. Gracias por leer y dejar un comentario.

      Es increíble cómo pasa el tiempo, recuerdo que mi primer día de clases, a mediados de agosto de 1997, me preguntaba qué estaría yo haciendo cuando los que estaban naciendo ese año entraran a la universidad.

      Yo también tenía mucho miedo de fallar, y recuerdo que 2 semanas antes del examen comenté con una amiga lo inseguro que me sentía. Lo que me sirvió fue ir encontrando los temas que pedía la guía (el libro de unas 150 páginas que mencioné), y darme cuenta que no estaba yo tan mal. Te puedo asegurar que encontrar los temas de dicha guía fue más difícil que resolver el examen mismo que era, como comento en el post, muy, muy, muy básico: ecuaciones, derivadas e integrales muy básicas y sencillas si en el bachillerato aprendiste a hacerlas, para historia te piden por ejemplo que ordenes cronológicamente a varios personajes de nuestra historia o de la historia universal, y eso lo resuelves sabiendo quiénes son las personas en cuestión (digamos que quienes creen que Morelos y Zapata fueron contemporáneos son los que reprueban el examen)

    2. Si aprendiste a hacer las operaciones en Matemáticas y entendiste las ideas principales en las materias propias del bachillerato, créeme que podrás aprobar el examen, que yo lo vi enfocado a aplicar en la vida real los conocimientos aprendidos, no sólo los conceptos “de memoria”, de hecho, memorizar es lo menos recomendable.

      Puedes enfocarte en las materias que dominas menos, y si es necesario, regresarte hasta el inicio del inicio, es el único modo de aprender. De las materias que dominas más créeme que no tienes que preocuparte demasiado, las podrás aprobar si das un repaso general que te clarifique algunos puntos.

    3. Para el día del examen trata de llegar a tiempo, imagínate el peor de los escenarios y pregúntate “¿cuánto tiempo me tomaria llegar si el tráfico estuviera muy pesado o hubiera un cierre de carriles?”.

      Tómate tu tiempo, olvídate si terminas antes o después que los demás: Si alguien te acompaña te esperará afuera hasta que termines y no se va a impacientar porque sabe lo importante que es para ti este examen, de igual forma, si te da tiempo al final, puedes volver a leer el examen para ver que no hayas marcado una respuesta en donde no era, y una vez que estés segura de que hiciste lo mejor que pudiste entrégalo de una vez, porque si lo vuelves a revisar una tercera vez con lupa te puede dar un ataque de inseguridad, y quizá marques como erróneas algunas respuestas que ya tienes correctas.

      Espero haberte ayudado en algo, y si crees que puedo servirte en algo después, puedes escribir al correo mythreeway140200@yahoo.com y si puedo, con gusto compartiré contigo lo poco que sepa.

      El autor.

      1. Esperemos que hayas sido seleccionada, y si es así, pues a echarle todas las ganas para contribuir con nuestro granito de arena al prestigio de nuestra querida UNAM.

  2. yo estoy preocupada pues en estudie la prepa escolarizada pero por un extra no termine revalide y termine en la abierta pero me esforce y segun yo tenia promedio de siete me inscribi al examen unam y ahora k tengo mi certificado tiene 6.8 y es un rollo para subir la calificacion estoy totalmente desanimada y aveces creo k para k voy a presentar examen si mi promedio es menor y para subirlo es un relajo y mi certificado saldria hasta septiembre k bueno k ustedes si pudieron kedarse

    1. Si estás en algún nivel medio superior de la misma UNAM esposible que puedas hacer cambios de calificaciones si logras demostrar que mereces notas más altas, pero dispones de poco tiempo, una vez que las calificaciones pasan a la Dirección General de Administración Escolar ya no hay nada qué hacer.

      Yo en tu lugar me movería cuanto antes, así me pasó cuando yo ya iba en 8o. Semestre de la carrera: un profesor se dio cuenta de que me había puesto un 9 cuando debió ser un 10, me dijo que lo arregláramos; pero yo dejé pasar los días y cuando por fin lo retomé, nos dijeron que ya no había nada que pudiéramos hacer, que las calificaciones ya se había registrado en la DGAE y ya eran permanentes.

      ¡Suerte!

    2. mira te cuento haz tu examen a licenciatura y tienes la posibilidad de ya estando dentro de la misma universidad hacer exa menes para subir tu promedio tomando materias extras lo que se llamaban creo optativas en la prepa si tienes alguna duda te dejo mi e mail arquiakbal@hotmail.com , te lo comento por que fue mi caso entre a arquitectura pero mi certificado tenia 6.98 y tube que presenta una materia para subir el promedio a 7 que es la calificacion minima que se te pide, saludos ali y suerte

      1. Hola Carlos, yo tengo el mismo problema, en mi caso es que igual, termine la preparatoria con promedio menor a 7 y me gustaria poder aumentar mi promedio, no se si de casualidad sabes que podria hacer para lograr esto y asi poder ingresar a alguna universidad como la uam el ipn o unam.

      2. Hola disculpa estoy en la misma situación. Si pudiste entrar? Los exámenes optativos están muy difíciles? Por favor todo lo que sepas me ayudaría demasiado! Muchas gracias (:

    3. Hola oye disculpa yo estoy en la misma situación que tú, fui seleccionado pero tengo 6.9 de promedio una pregunta por faaaaaa. ¿Qué paso? ¿Si pudiste entrar? Por fa todo lo que sepas me podría ayudar. Muchas graciaaaaas.🙂

  3. Que buena memoria para las fechas, disfrute mucho tu post y lo encontré por mera casualidad, veras…
    Soy estudiante de 5to año de preparatoria, hace 3 semanas mi orientador en la escuela nos realizo el examen de “explora” (orientación vocacional), yo estaba muy entusiasmada ya que desde hace algunos años me ah interesado la carrera de psicología y que mejor que en la UNAM; en realidad yo no tenia información sobre las universidades, opciones y ademas existían (y existen) varios comentarios buenos y malos de la universidad que me llegaban de algunos psicólogos conocidos de mis papás, esto me trae tanta confusión de verdad!

    Mi hermano desde años también su sueño era entrar a la amada UNAM y no en cualquier cosa, si no nada menos que en medicina. Se inscribió tarde, no se preparo con anticipación, ni se informo lo suficiente, tanto que trono 2 veces el examen de tan aferrado que estaba, a mi forma de ver perdió el tiempo.

    Yo no quiero repetir esta historia, ni estudiar algo que no me apasione.

    Hoy me entregaron los resultados de mi prueba de orientación y definitivamente no vi lo que esperaba, mis compañeros vieron las aptitudes para la carrera que querían estudiar y yo… pues no, letras fue mi primera aptitud, luego servicios legales.Debo confesar que me desanimó.

    No quiero estar mal informada, quiero estar segura de poder pasar el examen en un año, quiero saber que es lo que me conviene y si realmente tengo aptitudes para esto.

    Me apasiono bastante tu relato, gracias por compartirlo, ya que para mi fue una gran fuente de inspiración y también información. A si desde ahora empezare a investigar sobre mi futuro.

    1. Son varios asuntos importantes los que comentas.

      Conozco el caso de por lo menos una persona que se hizo exámenes de Orientación Vocacional, salió como más apta para carreras administrativas, pero se empeñó en estudiar Medicina y logró terminarla,, lleva como 3 años ejerciendo.

      Mencioas un punto muy importante: que te apasione lo que hagas. Y como Psicólogo te digo: hacer lo que te apasiona te hace realizar acciones que jamás creíste que podrías; si sabes lo que te apasiona en l vida, es más probable que tengas éxito.

      Mi hermana tronó el examen 2 veces también, y prefirió desistir, ahora es maestra normalista.

      Gracias por tus palabras, me apoyo en el calendario de la computadora o del celular para poner las fechas correctas.

      El autor.

      1. hola, sabes ya no soy tan joven cuento con 43 años pero he decidido entrar a la universidad, me interesa psicologia ya tengo mi ficha pero tengo que estudiar para mi examen de admision, ya son varios años de que termine mi bachillerato y vienen mucho de algebra, matematicas, es algo que me gusta pero en estos momentos no tengo nada en mi memoria ¿ que me aconsejas hacer al respecto?? tu que ya eres parte de esta licenciatura

        1. Pues a retomar los libros del bachillerato: Álgebra de Aurelio Baldor; Geometría Analítica de Lehmann, también es muy útil el de Santaló y Carbonell; Cálculo Diferencial e Integral de Granville; de Probabiliad y Estadística te preguntan cosas realmente sencillas, como media aritmética (promedio), desviación estándar, te dan datos para que calcules algunas probabilidades y cosas similares.

          Es probable que el examen traiga bastantes preguntas de Matemáticas, probablemente vengan en la misma cantidad que las preguntas de Biología y Química. Al menos así era cuando yo hice mi examen.

          Te deseo suerte, te recomiendo que no te pongas nerviosa, responde hasta que estés bien segura, pero tampoco pierdas mucho tiempo en un solo reactivo, si se te complica mucho, pásate al siguiente.

          Sobre todo ten en cuenta qe la orientación general del examen NO es para ver si sabes algo; sino para ver SI LO DOMINAS Y SABES DÓNDE Y CÓMO APLICARLO.

          Saludos, si deseas, platícanos cómo te fue.

          El autor.

        2. si no mal recuerdo la cantidad de preguntas de cada area depende del area de la licenciatura por ejemplo para matematicas (arquitectura, ingenieria etc) eran 40 preguntas de fisica, 40 de mate y 10 de historia, biologia, quimica y español

  4. Hola yo tengo 30 años y tambien deseo hacer el examen para ingresar a la unam para estudiar psicologia me interesa mucho por cuestiones personales deje pasar tiempo pero realmente tengo los deseos de ingresar a esta carrera me gustaria si alguien sabe cuando son las fechas para sacar la soliicitud para hacer el examen de admision

    1. ¡Híjole! no tengo ese dato. Quizá si checas la página de la UNAM directamente, o tal vez la página de la Dirección General de Administración Escolar (DGAE).

      Saludos, y suerte.

      El autor.

  5. Tengo 16 años, y la carrera de Psicología me apasiona en verdad. En serio quiero estudiar psicología, y me entusiasma estudiar en la UNAM, digamos que es como un sueño para mí. Soy de Zacatecas y estoy nada informada acerca de lo que se necesitaría para entrar a la UNAM. Me motivó tu historia, espero poder ser parte de la UNAM algún día, y que mi sueño se haga realidad.

    1. Pues básicamente hay que inscribirse al concurso de selección, pagar la cuota y hacer el examen. Supongo que esl o que correspondería en tu caso por ser de una escuela que no pertenece a la UNAM.

      El examen lo harías aquí en México DF, así que tendrías que ver las fechas para que no elimines compromisos que sí necestias cumplir. aún tienes tiempo, pero ya estamos hablando de que el próximo año, 2013, es cuando debes empezar a moverte, o cuando mucho en 2014. recuerda que debes tener tu certificado de bachillerato o equivalente, para el día en que te lo pidan, así como todos los otros documentos que te pidan, si no, no habrá modo de aplear a su buena voluntad.

      Gracias por tus palabras, espero que tu motivación siga adelante, ya sea en esta u otra carrera.

      Una última recomendación: consíguete la Guía de Carreras de la UNAM, de preferencia alguna que se haya publicado del año 2009 para acá, que ya trae incluido el nuevo plan de estudios y las materias que actualmente se cursan en la Facultad de Psicología, así tendrás una mejor idea de qué es lo que vas a encontrar y lo que no, de este modo no te pasará lo que a mí: me metí sin saber nada realmente, nada de nada, de lo que se dice nada.

      Saludos, y mucha suerte, ojalá pronto podamos llam arte “compañera universitaria”.

      El autor.

  6. Hola! yo tengo 19 años . Desde que estaba en secundaria mi sueño era entrar a la UNAM tanto que decidi salirme de mi escuela privada y continuar en el bachillerato de la UNAM, lo cual no le agrado a nadie de mi familia y desde ese dia ya no cuento con gran parte del apoyo de mi familia. Presente el examen y me quede. Durante mi ultimo año me di cuenta de que tenia el promedio exacto que pedia la carrera y pense que no me la iban a dar, asi fue como me anime a presentar una vez mas el examen. Para ser sincera entre los trabajos de la prepa, tareas y examenes no logre concentrarme para estudiar al 100% pero con lo que aprendi del bachillerato y aparte me compre guias para prepararme. LLego el dia del examen y como siempre nadie me quiso llevar, decidi salirme desde temprano para buscar el lugar. Llegue y habia muchisima gente, llegue 3 horas antes de mi examen, entre a la sede y cuando llegue al salon, la señorita que estaba ahi me empezo a decir que que hacia ahi si tenia 15 años, lo cual me causo mucha risa porque realmente tenia 19. Como a la media hora estaba sentada ya en mi lugar y con mi examen pero sin poder abrir el cuadernillo. Recuerdo que los nervios se empezaban a apoderar de mi y en mi mente escuchaba a mis tios decirme que no iba a poder, que no iba a pasar mi examen, que mejor me fuera a una universidad privada. Cuando sono el timbre abri el cuadernillo y empeze a marcar las respuestas, cuando termine las pase a la hoja de respuestas. Termine y me fui a mi casa. El 1 de Abril de este año jamas se me va a olvidar, porque a las 12 de la noche estaba en mi casa para ver mi resultado y mi corazon latia muy rapido. Ese dia habia una reunion en mi casa y yo en mi computardora esperando mi resultado, pero vi un pequeño detalle de 3282 aspirantes seleccionaron a 75 y dije pues si no me quedo presento la segunda vuelta o ya meto mi pase. Cuando vi que junto a mi numero de comprobante estaba un 99A, lo habia logrado, grite y llore de felicidad. Corri a avisarles a todos! que lo habia logrado que estaba en la UNAM en la carrera que siempre soñe PSICOLOGIA! Desde dia no puedo dejar de sonreir, y mi mama ya me esta apoyando porque sere la primera de mi familia entrar a la UNAM.

    Los sueños se cumplen

    1. ¡Qué padre historia!

      Qué bueno que haya culminado bien, y que hoy en día seas parte de la UNAM. Depende de cada familia, hay algunas que dan a los hijos mayor libertad y otras más impositivasm, afortunadamente tu mamá (que es un pilar importantisimo en toda familia), te está apoyandso, y lo mejor para mí fue que lograste demostrarle a todos juntos que al final tenñias razón tú, y no ellos, me imagino que ver sus caras te generó una sensación de gusto-satisfacción-orgullo-superioridad que np se te va a olvidar jamás.

      Saludos, gracias por compartirnos tu historia, y ojalá que siempre tus sueños se sigan haciendo realidad, ya has demostrado que sin ayuda de nadie lograste entrar a la universidad que querías, que no es poca cosa.

      El autor.

  7. Hola, he leido tu historia y me tuvo muy entretenida por que es muy emocionante empezar algo y llegar hasta el final para conseguirlo, si que tuviste mucha suerte y la ayuda de tus familiares. Yo estoy estudiando la lic en psicologìa y no tengo idea que estudiar despuès, yo quiero psicologìa clìnica pero no se ni donde ni como que es mejor ayudame maestria o especialidad ?

    Gracias,

    1. Hola, gracias por confiar en mí para una recomendación, la cual con gusto te doy, sólo espero que aún sea tiempo:

      Por mi trabajo me he dado cuenta que las maestrías tienden a estar menos valoradas desde hace unos 4 años, aún se les sigue teniendo en alta estima; pero muchas veces se piensa que contratar a alguien con este nivel de estudios va a salir en un dineral, y deciden contratar a alguien de menor perfil, pero que cobrará menos también. Esto referente a personas que están empleadas en una organización/empresa, o bien desean hacer una carrera profesional en estos ámbitos. Si este es tu caso, yo te recomendaría estudiar una especialidad, ya que implica menor costo y tiempo para ti.

      Si deseas trabajar por tu cuenta y/o tienes los recursos y el tiempo; o bien conoces alguna organización que requiera Psicólog@s con este nivel, la mejor opción sería una maestría.

      Espero haberte sido de ayuda, aunque sea para ampliar un poco el panorama.

      Saludos.

      El autor.

  8. Tu historia me gustó mucho, yo también viví algo parecido, pero yo entre al CCH, pero por azares del destino no termine el bachillerato, soy cuenta 90 así que ha pasado mucho tiempo pero el día de hoy después de muchos años y ya con una familia en la que se incluyen tres hijos entre el la Facultad de Filosofía y Letras y comenzaré mañana mi inscripción

    1. ¡¡ESO!! Nunca es tarde, y el ser humano jamás deja de aprender. ¡Adelante y FELICIDADES POR TU DECISIÓN! Eso motivará aún más a los demás. Sin duda alguna este es uno de los comentarios favoritos míos de este post, y del blog.

      Saludos, y no lo dejes.

      El autor.

  9. Linda historia, gracias por compartirla, como dicen algunos comentarios esto no se olvida, yo estudie en la prepa 8 y despues de algunos años decidi regresar a la UNAM e hice examen de cambio de carrera de la ENTS a la facultada de Psicología, termine mi LIcenciatura y es una satisfacción que no todos la viven de la misma manera, en mi caso soy la unica de 7 hermanos que termino y me ha dado un gran orgullo darle a toda mi familia este titulo ya que lo merecemos todos por el apoyo que recibí de cada uno.

    1. Es bueno estar contentos con las decisiones que tomamos, y cambiar de carrera es una de las más trascendentales; pero lo más importante es que te dejó contenta, y la mejor prueba de ello es que ya te titulaste.

      Felicidades, y sigue luchando por cumplir tus sueños y deseos.

      El autor.

  10. Hola! acabo de leer tu historia y me pareció simplemente genial!
    mi sueño siempre ha sido estudiar psicología, y no me bajare a ninguna universidad que no sea la UNAM.
    desde la secundaria me interesa profundamente el comportamiento humano, les comente a mis papas de estudiar psicología, .. me mandaron a la fregada:P
    me dijeron no hijo, mira no tiene futuro esa carrera bla bla bla, puras cosas que me desanimaban, en fin así pasaron los años, en la preparatoria agarre optativas que eran de contador, porque le comente a mi madre que si no quería que fuera psicólogo.. pues estudiaría contaduría, no me gusto para nada la materia.
    entonces presente en la unam para ingeniero Petrolero,(sin ningún conocimiento de ingeniería) porque mi padre siempre ha querido un hijo ingeniero, como el.
    para darle gusto fui allá me prepare de una forma mediocre y en el examen me venían materias de física, química, matemáticas, álgebra, historia de México, universal, shalala y shalala
    me quede boquiabierto, para el ingreso pedían un aproximado de 80.. saque 50, vaya fracasado.. me frustre mucho.
    no fui nada burro, tenia mi opcion B respecto a universidades, teniendo en cuenta que la unam esta muy canijo quedar, o es facil siendo un genio como el autor xD, me inscribí a la UNACAR (en ciudad del carmen) actualmente estoy estudiando ingenieria Petrolera en dicha universidad, pero no me gusta para nada, les comente a mis padres y lo aceptaron, SI ! finalmente aceptaron que yo estudiara lo que mas me apasiona y me hace feliz🙂
    me inscribire para febrero presentar el examen para Psicología❤ dios quiera y paso.

    ahora solo tengo una sola duda.

    las materias de los exámenes de admisión de la unam varían respecto a las carreras? presente para ingenieria petrolera y venia física química y todo eso,
    pero para psicología viene también eso? o mas sobre humanidades?
    porfavor me urge saberlo:(
    esta pregunta es exclusiva a los que hayan presentado en la unam la carrera de Psicologia.

    les agradeceria con toda el alma que me respondieran con la verdad, les deseo mucho exito !

    Luz en su camino.

    1. Hola!!!! Yo lo presente este año y si, vienen de todas las materias pero en especial matemáticas es lo que más viene son 24 y viene un poco de álgebra, cálculo pero lo que más viene es geometría analítica😉 échale ganas la carrera está increíble no te arrepentirás! Éxito🙂

    2. Estoy de axuerdo con @Haii, vienen de todas las materias, y dependiendo del grupo de carreras es hacia donde se “cargan” más las preguntas.

      En el caso de Psicología, está ubicada en el grupo de las Ciencias Biológicas y de la Salud, por lo que vienen más preguntas de Biología, Química, y todo eso. En mi caso (toma mi caso con las reservas debidas, yo hice mi examen a principios del año 1997) venían 25 preguntas de Biología, 25 de Matemáticas, 10 de Español, 10 de Historia, no recuerdo cuántas de Física ni de Química. En Mate, como dice @Haii, vienen preguntas de todas; pero dado que la Geometría Analítica y el Cálculo Diferencial e Integral tienen como base el Álgebra, uno luego se confunde.

      Mucha suerte, ojalá te quedes, y si gustas, platícanos cómo te fue.

      Gracias por compartir tu propia experiencia.

      El autor.

      PD: ¿GENIO yo? ¡para nada! pero gracias por el cumplido🙂

  11. Hola!
    wow, linda historia🙂
    Pues yo lo hice este año y no quedé, estoy bastante deprimida, van 3 veces que lo intento y siempre me quedo a pocos aciertos de entrar.
    Y no sé que hacer la UNAM es mi sueño pero mi familia cree que ya fueron muchos intentos y que debería renunciar y concentrarme en lo que estudio ahorita (estudio TIC en una universidad en Qro.) pero en primera la carrera ni me gusta, yo quiero psicología y además siempre he querido ser UNAM, desde que tengo memoria.
    También me desaniman diciéndome que la carrera de psicología es muy mal pagada, que no voy a crecer, etc.
    No sé que hacer…de verdad quiero entrar pero sin su apoyo lo veo difícil además me siento muy mal por no haber podido quedar aún…
    ¿tienes algún consejo para mi?

    1. Es complicado, y entiendo tu frustración por quedarte “en la orillita” como se dice coloquialmente.

      Supongo que habría que prepararse más aún, dominar más las materias que se te complican, y tal vez hacer el examen sin dejar de estudiar tu carrera.

      La familia se preocupa por el bienestar, y estoy seguro que no es sólo por molestar que te dicen todo eso de la carrera. Es cierto que puede ser mal pagada; pero lo importante es buscar oportunidades de colocarse inclusive si se puede, desde antes de egresar, cuando se esté en el 6o. ó 7o. semestre, eso ayuda muchísimo, así como rodearse de grupos de amistades, redes de contactos que apoyen cuando uno quiera buscar trabajo, cambiarse en el que está, y cosas así.

      Conozco a varios psicólogos que no obstante todo esto, logran salir adelante, al igual que de otras carreras. Es cuestión de esforzarse, y mucho, como todo lo bueno de la vida.

      Espero te sirva de algo.

      El autor.

    1. Los libros de bachillerato sirven, lo que evalúa el examen es que sepas aplicar los conocimientos; no que sólo los memorices. Necesitas entender muchos “porqués”: por qué se le dice a Morelos “Siervo de la Nación”, por qué la integración es la operacion contraria de la derivación, por qué existe el ciclo de Krebs, etc. El chiste es saber qué te están preguntando, y se evalúa que tú sepas qué conocimiento vas a usar para resolver el problema.

      El autor.

  12. ola soy alumna de la UNAM estudio el cch y me gustaria saber que promedio estanpidiendo en este momento para la carrera de psicologia.¿alguien puede ayudarme?

    1. No sé si aún esté en tiempo para ayudarte. Creo que piden el mismo promedio para todas las carreras: un mínimo de 7.0. A menos que hayan cambiado la legislación, éste sería el requerido. No sé si aún aplique eso de que quienes tienen promedio de 9 ó 9.5 (no recuerdo), pueden elegir la carrera y el turno que deseen, sin que apliquen para ellos limitaciones de cupo. Mejor investígalo bien.

      El autor.

  13. Hola!
    Sabes? me emociono mucho leer tu historia jejeje se ve que en realidad querías estudiar. Felicidades por haber cumplido tu sueño.
    Pues yo estudio Ingeniería en Informática en el IPN, estoy en sexto semestre pero siempre le he tenido amor a la psicología jajaja y hoy vi que salió la convocatoria para ingresar a través del sistema abierto y a distancia y me dije ¿por qué no intentarlo? Así es que decidí presentar el examen para estudiar Psicología en la máxima escuela de estudios: UNAM.
    Estudiaré mucho y espero que me vaya bien jejeje.
    Saludos.

    1. A poco más de un año de tu comentario, puedo responder.

      Mi muy particular opinión es que si uno realmente desea estudiar determinada carrera, todo esfuerzo parecerá poco. Desconozco si ya estás estudiando la carrera, si es así, pues a seguir esforzándote, que no siempre es la carrera la que hace a la persona; sino también cuenta mucho lo que uno aporta a la profesión.

      El autor.

  14. WOW, que bonita historia :3 pues yo estoy con planes de entrar a psicología a la FES Iztacala y mi pregunta es alguien sabe de alguna guía ya resulta que pueda descargar PORFAVOR me urge! … Gracias.

    1. Hola. Espero que hayas podido lograr el ingreso que deseabas. Realmente las guías son eso: guías, mapas de caminos, flechas que te dicen qué caminos puedes tomar. Ojalá hayas encontrado una que hayas podido adecuar a tu manera de estudiar, y que hayas logrado tu propósito.

      El autor.

  15. Hola colega jeje me gusto mucho tu historia ojalá la mía haya tenido un final tan lindo como el tuyo, yo presenté en el 2009 dos veces el examen para entrar a la UNAM pero no obtuve el puntaje que se pedía, afortunadamente ahora estoy en otra universidad en mi último semestre de Psicología….bueno al fin y al cabo terminé estudiando lo que me gusta. Pero ahora quisiera meterme a la modalidad de distancia de la UNAM a estudiar Pedagogía alguien sabe o podría decirme que número de aciertos piden para entrar? sé que son menos, la verdad no he tenido mucho tiempo de estudiar y mi examen es el domingo!!! Espero me puedan ayudar muchas gracias!!

  16. Me pareció genial tu anécdota!!
    Yo estudié psicología en la fes iztacala… pero no me gustó.
    Me cambié a derecho… en fes aragón… lo odié
    …Volví a hacer el examen, ésta vez para CU, comunicaciones… entro éste año… y pues a ver qué tal me va…

    1. Hola. Espero que hayas podido cubrir tus expectativas en cuanto a las carreras, reamente hay ocasiones en donde uno simplemente no se siente a gusto, y es de sabios reconocer que se necesita hacer cambios, ya sea en uno mismo o en el entorno.

      Cuando encuentras una carrera que te satisface, se siente un gran gusto por desarrollar las actividades necesarias para aprenderla, y posteriormente para ejercerla.

      Saludos, y suerte en la carrera.

      El autor.

  17. WOW los que pasamos por eso revivimos nuestra historia. Parece que fue ayer cuando estábamos registrandonos para hacer el examen jeje. Una pregunta cuando terminamos el examen nos regresan la boleta-credencial? Es que no recuerdo y estaba checando los papeles de la unam y no la encuentro y no se sí nos la regresan o de la quedan ellos el día del examen. Yo hice el examen en el 2010. Saludos.

    1. Hola. En mi época (febrero de 1997) SÍ me la regresaron, de hecho, unos 2 años después utilicé la foto que tenía para otro documento. Era en formato antiguo: la parte que imprimían con tus datos era con impresoras de matriz de punto, y la fotografía era de las que tú te tomabas en un estudio fotográfico, revelaban los negativos y te entregaban fotos en papel fotográfico grueso. En la boleta-credencial la engrapaban.

      Saludos.

      El autor.

  18. Wow!!!! Buena historia amigo…. yo voy a presentar examen en este 2014 y estoy muy ansiosa y nerviosa… tengo que estudiar muchisimo por que UNAM es mi sueño y el de mi papá que lo amo por que me apoya en mis estudios espero quedar saludos!!!

    1. Hola. Espero que si ya hiciste el examen, te hayas quedado con la tranquilidad de saber que diste tu mayor esfuerzo, y que no dejaste nada sin contestar.

      Uno siempre tiene que estudiar mucho, como bien dices, tanto para ingresar a la universidad, como cuando ya se está cursando la carrera; si no, el ejercicio de la profesión cobra la factura.

      Esperemos que tengas resultados positivos🙂

      El autor.

  19. Hola, tengo un problema el cual es que soy muy malo para la biologia y quimica y muy bueno para las matematicas….
    Ok sucede que quiero estudiar ing. Quimica en la unam o bien ing. Petrolera en la unacar pero estoy muy inseguro no se que hacer. Actualmente llevo promedio de 9.3 en el CECYTEV pero temo que le den prioridad a los que estudiaron la prepa ahi o que sean del estado ….

  20. Me gustó mucho tu relato, por lo que me anime a escribir el mío, en el cual, cometí muchas equivocaciones.
    Yo termine la secundaria en el año 89, así que presente el examen y me quede en el CCH Vallejo, no por el pase automático, ni por que pertenecía a la UNAM, ni porque me quedara cerca de mi casa, sino porque mis primos estudiaban ahí.
    En ese tiempo no había internet tan accesible como ahora, por lo que yo no estaba tan informado lo que significaba ser parte de la UNAM y lo que esto representaba, así que logre quedarme en el CCH pero no aproveche la oportunidad y empecé a reprobar materias, no por no ser inteligente, sino por falta de orientación y otras muchas cosas que me llevaría muchas líneas explicar. En el tercer año vi como mis compañeros se inscribían para hacer valido el pase automático, yo estaba muy confundido e intente recuperarme el siguiente año pero fue inútil, así que un día decidí darme de baja definitiva. Recuerdo que fui a CU decidido a renunciar, todavía la orientadora me pregunto de que si estaba seguro de lo que iba a hacer y dije que sí, mi vínculo con la UNAM había terminado.
    Lo que paso después fue que pase hacer uno más de los llamados ninis (ni estudian, ni trabajan), aunque si intente terminar la prepa abierta y hasta pague una particular situada en la colonia Roma, pero por falta de dinero y una enfermedad deje de asistir. Sin embargo el destino me tenía preparada otro camino, mis primos ya universitarios compraron su primera computadora, cuando la vi me fascinó lo que se podía hacer con ella, bueno, en ese entonces me sorprendía con los efectos que podías lograr con las imágenes en power point de office 97, así que me decidí por estudiar computación en una escuela patito cerca de mi casa. Los estudios no tenían validez oficial por la SEP, pero el plan de estudios (2 años) era muy bueno, aprendí MS-DOS y Windows 98, Office incluido Acces, COI-NOI-SAE, Corel Drawn, Photoshop, Visual Basic y otros lenguajes de programación. Todo se me dio tan bien que tiempo después termine dando clases en una sucursal de la misma escuela.
    Me case y tuve varios empleos como instalador de redes y soporte técnico a computadoras que me fueron dando mucha experiencia, aprendí otros lenguajes de programación ya basados para desarrollar aplicaciones web y no deje de comprar libros y ver cursos en internet para actualizarme, pero mi ilusión siempre era tener una carrera, ser un profesional y que mejor que hacerla en la UNAM, sentía mucha nostalgia el ya no pertenecer a esa institución.
    Hace 3 años y medio, por casualidad, vi que se habría la convocatoria para hacer el bachillerato en línea o a distancia en el Politécnico, pero me llamo más la atención que se incluía una carrera técnica que es la de Desarrollo de Software, así que me inscribí, más con el ánimo de fortalecer mis conocimientos informáticos que los de terminar el bachillerato. Una vez más logre ser aceptado pero ahora en el IPN, la otra gran escuela púbica de nuestro país. Esta vez tenía que aprovechar la oportunidad y fueron muchas desveladas, cuando dormía alucinaba números y algebra, pero por fin lo logre. Este año me inscribí para hacer los exámenes a licenciatura en la UNAM y el Politécnico, afortunadamente encontré en internet una guía en donde vienen todos los temas de todas las materias y no tuve que investigar tanto, así que solo me puse a estudiar, y aunque no tuve mucho tiempo presente el examen a la UNAM para la carrera de Lic. en Informática, en la modalidad a distancia y qué creen, pues que logre quedarme, después de 20 años (es mucho tiempo) vuelvo a ser PUMA, se podría decir que gracias al IPN estoy en la UNAM. Pero ahora tengo sentimientos encontrados, no quiero dejar de pertenecer al POLI, el examen del IPN aún no lo presento pero creo que ya no lo haré porque si lograra quedarme solo puedo entregar mis papeles en una institución; muchos dirán que porque no sigo estudiando en el IPN, y es porque el IPN no ofrece carreras de informática o computación a distancia, ya que por mi trabajo me es imposible asistir de forma escolarizada, así que si no me quedaba en la UNAM me iba a decidir por Contaduría del Politécnico.
    Esa es mi historia, del 9 de abril que se dieron mis resultados he estado muy contento, hoy lleve a mis hijas a dar un paseo por Ciudad Universitaria y les presumí la Biblioteca, la Rectoría, pero sobre todo la Facultad de Contaduría y Administración que será de ahora en adelante mi segunda casa. Así que si no lograron que darse en esta ocasión no se den por vencidos, la mayoría son jóvenes, yo tengo 39 años y estoy con todas las ganas e ilusiones de terminar mi licenciatura.

  21. Hola estuvo muy bonita tu historia de verdad que es lindo alcanzar tus metas,pero verás es que yo tuve un problema y fue que mis hermanos estudiaron en c.u y qué ellos si lograron entrar ala unam a diferencia de mi ellos si estudiaban mucho la verdad es que yo me siento muy mal por no a ver entrado a demás que desilusione a mi mama. Y. Mi papa ellos esperaban más de mi ,la verdad es que desde que empezó enero de este año ellos me decían hija ponte a estudiar es único examen y si no lo pasas ya no hay vuelta atrás yo confiada en que pues “voy bien en la escuela si lo paso ” no hize caso y siempre estaba en face al llegar el día del examen cuando leí algunas preguntas recordé que era un tema que me habían enseñado en primero lamentablemente no recordaba bien así que lo seguí contestando cuando salí mi papa y mi mama me preguntaron -¿cómo te fue? La verdad es que ni si quiera yo sabía lo que había contestado pero mi mama estaba pues feliz y le conteste -bien .paso un mes para la entrega de resultados y todos confiaban en mi . Justamente el día 1 de agosto iban a entregar los resultados vía web entonces un día antes en la noche me metí a face y vi que una de mis amigas había puesto ( afuerzas ya. Salieron mis resultados bacho 12 ahí te voy) y yo con cara de ¿? No se supone que es mañana y me metí ala página y podías ingresar tu folio y tu curp para que te dieran tus resultados , entonces yo casi con nervios y más negativos ingrese ala página y cuando vi mi puntaje me puse a llorar con si se acabara el mundo y mi mama lo vi y pues ella solo lo vio y me dijo -ya ves yo te lo dije ahora quien sabe si estudies yo te lleve a un curso y te di todo de mi parte solo que no lo aprovechaste .cuando yo mire en que escuela me había quedado no paraba de llorar y dije – yo no voy a estudiar en esa escuela , mientras tanto todos en face emocionados por sus resultados mis amigos ,en quien menos creía me sorprendieron : prepa 7. Con 111 acierto promedio final 7.5 otros prepa 2 ,cch Oriente y muchas escuelas así por el estilo . La verdad es que cuando llego mi hermano nos pregunto en cual me había quedado y solo le respondí – ni en una voca me quede en un conalep y mi hermano con cara de es enserio? Y le dijo a mi mama pues ya ves por darle todo ahora te respondió con un nada . Yo seguía llorando y cuando llegaron mi papa y mi otro hermano los cuatro estaban platicando y mi hermano junto con mi papa dijeron que es mejor esperarme un año y volverlo hacer ,mi mama le respondió que un año era mucho y ellos le dijeron que era lo mejor porque si estudiaba en un conalep no iba a lograr entrar ala universidad jamás ellos dijeron – ( mama como piensas que va lograr entrar haciendo el examen de la universidad si ni el de comipens pudo pasar ) es mejor que se quede un año estudiando todo lo que no sabe : matemáticas ,química y física .y yo pues la verdad pensaba que si no lo pase y esperarme otro año y si lo paso que padre pero no va a tener sentido porque es como si reprobara un año y al siguiente voy a estar con personas más chicas que yo y me voy a ver mal ,no tiene sentido mi emisión era estar con mis amigos y conocer otro tipo de mundo( el cch) así que muy triste me conecte a face y una de mis amigas era un año más grande que yo entonces ella me comento que a ella le había pasado algo similar a lo mío se espero un año y logro entrar este año al cch ,algunos otros amigos me dijeron que uno de llos quiso entrar en la prepa 7 y le falto un punto así que se espero u año y se aferró a su meta y logro 117 aciertos .eso me ánimo mucho y pues tengo un año para estudiar ,reflexionar y aprender todo aquello que no se .

    Al ver tu historia y escuchar todo esto me ánimo y pues espero poder alcanzar mi meta se que es un riesgo pero se que lo vale y mucho gracias por a verla compartido🙂

  22. Hola, he leído tu historia y mira que me ha dado emoción e inseguridad al mismo tiempo ya que estoy muy insegura por que ya tiene ocho años que cursé el bachillerato (con carrera técnica) y estoy muy oxidada. Tengo muchísimas dudas con respecto al horario ya que yo trabajo por las tardes y también sobre si es cara esta carrera (libros, materiales, trabajos, etc.) por que tengo miedo de no poder costearla yo sola, tengo 28 años y hasta temo que por mi edad tenga problemas para ingresar. Ojalá pudieras responder y platicare un poco de horarios y costes. Gracias de antemano.

  23. Me podrías decir qué es PSICOLOGIA EN LA UNAM , es que quiero tener una idea clara de lo que esta carrera implica, saber cómo es realmente , ya que me gustaría estudiar esta carrera pero quiero conocerla bien antes de tomar una decisión… gracias🙂

  24. ¡Hola! tu historia me parece maravillosa y motivante, actualmente yo he decidido estudiar la carrera de Psicología en la UNAM. Pues en agosto del 2014, con 20 años de edad, entré a estudiar Ciencias de la Comunicación en la FCPyS de la UNAM, pero en el tercer semestre me di cuenta de que esa no era la carrera que yo quería para mí, no veía mi futuro visualizado ahí. Por lo que decidí a actuar: hablé con mis papás y les hice saber mi decisión, debo admitir que no fue una noticia fácil de asimilar para ellos, pero con el tiempo me han apoyado en esta decisión. Y después de varias pláticas con orientadores y exámenes de test vocacional y una visita a las clases de dicha Facultad, me decidí por la carrera de Psicología. Debo confesar que me siento un tanto nerviosa y con algo de miedo, pues hoy en día es muy difícil entrar a la UNAM, y lo digo porque a mí me costó mucho trabajo entrar a la primera carrera (Comunicación). Pero como dicen: “El que quiere, puede”. Y ahora más que nunca estoy segura de lo qué realmente quiero para mi futuro. Pero también estoy consiente de que necesito contar con una buena preparación en los temas del examen para poder aprobarlo. Gracias por compartir tu historia. Me agradó bastante y me motivo a seguir luchando por lo que realmente quiero.

    1. Muchas gracias por tus comentarios, espero de corazón que puedas encontrar muchas satisfacciones al cursar y ejercer la carrera, y como siempre, la ideas enroquecerla a la vez que uno enriquece también sus propios conocimientos.

      Saludos.

      El autor.

  25. Me fascinó tu historia. Hace algunos días me di cuenta de que queria estudiar en la Facultad de Psicología, pero temgo algo de miedo pues escogí una carrera erronea porque no estaba segura de qué quería estudiar (ingeniería en computación). Me esforzaré para estudiar lo que quiero y en dónde quiero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s