Castigar al Futbol Mexicano

Después de ver el partido de eliminatoria de hoy 10 de junio de 2009, en el que México, para variar, se cansó de fallar, he quedado más que convencido de que desde hace mucho tiempo debimos abandonar la práctica profesional de este deporte y dedicarnos a otros en los que sí podemos trascender, como el golf, la caminata, clavados ornamentales, en donde somos potencia mundial, sólo por debajo de China y Estados unidos, y probablemente, Basquetbol, donde tenemos una medalla olímpica de bronce y le dimos al mundo la técnica del Rompimiento Rápido, ampliamente utilizada hoy en día.

De lo que recuerdo que ha obtenido México en futbol soccer es:

  • Una copa confederaciones (1999)
  • 6 Copas Oro (que fuera de CONCACAF no se conoce)
  • Una Copa Sudamericana (2006)
  • Diversos clubes profesionales han ganado torneos en los que participan campeones de las ligas de sus respectivos países, y que fuera de CONCACAF no se conocen.
  • Tan-tán. (se acabó, pues)

Se puede argumentar de que se ha tenido una “destacada participación”, pero eso no te hace pasar a la posteridad, y para muestra esta pregunta: En la lista de Campeonatos Mundiales de soccer, ¿a quién se menciona? Al Campeón, Holanda tiene una gran historia de finales perdidas y a nadie le importa, lo que importa es quién gana, así, los segundos o terceros lugares no cuentan (a excepción de Brasil, que se le recuerda como subcampeón en el “Maracanazo“), en México tenemos muchos subcampeonatos, terceros lugares, y no por eso nos teme ni siquiera una selección de Futbol Llanero, con todo respeto para los Llaneros.

Así pues, propongo algunas ideas para que nos olvidemos del soccer:

  1. La más obvia: dejar de ir a los estadios y mediante “alejamientos sucesivos” olvidarlo: verlo primero por TV, luego ver sólo los juegos de visitante, y por último dedicarse a otra cosa.
  2. Si tienes un palco no te preocupes, se lo puedes vender a otro menso que quiera sufrir y alegrarse por nada en realidad (y de paso obtienes una lana contante y sonante).
  3. Dejar de comprar productos de los equipos. OJO: NO ESTOY DICIENDO QUE LOS COMPREMOS EN LA PIRATERÍA, sino que simplemente NO los compremos.
  4. Si patrocinamos un equipo de soccer, independientemente del nivel en que juege (profesional, amateur, o lo que sea), decirles amablemente que como este deporte no tiene futuro en México, que mejor se busquen otro iluso al que le guste tirar su dinero en equipos mediocres que están formados por gente mediocre y se sienten muy orgullosos de obtener resultados mediocres.
  5. No asistir a los partidos de la selección Nacional ni aunque nos regalen el boleto, eso les hará ver que su juego nos vale… para dos cosas.
  6. Inscribir a nuestros hijos pequeños (e hijas, aunque las mujeres en el soccer han logrado un poquito más) en otros deportes, que también existen, y si no, pregúntenle a Joaquín Capilla, Pilar Roldán (bien chavita obtuvo el campeonato, compitiendo en Estados Unidos, derrotando a la campeona mundial, una mujer estadounidense, y nadie lo podía creer, sobre todo ellos), Humberto Mariles, El Sargento Pedraza (al regresar a su cuartel militar lo arrestaron porque su superior le ordenó ganar la medalla de oro, eso sí es disciplina y no pendej…), el equipo de Basquetbol de 1936, Lorena Ochoa, Paola Espinosa, Tatiana Ortiz, Ana Guevara, Belén Guerrero, Jesús Mena, Ernesto Canto, Julio César Chávez, Iridia y Óscar Salazar, Fernando Valenzuela, y muchos otros que han obtenido premios, medallas, campeonatos, récords mundiales, etc.

Es lo que se me ocurre, mejor dejémosle el soccer a Italia, Francia, Alemania, Brasil, Argentina, España, Holanda, entre otros, y dejemos de dar pena ajena.

2 pensamientos en “Castigar al Futbol Mexicano”

  1. ¿Hasta cuándo?

    ¿Hasta cuándo seguiremos aguantando la mediocridad de nuestra Selección Nacional de Futbol en lo particular, y en lo general, de nuestro futbol?. Los Federativos y dueños de este hermoso deporte profesional, son igualitos a nuestros políticos, ¿qué podíamos esperar?. Como ellos, impúnemente controlan el destino de muchos a través de la manipulación del “status quo”, cambiando únicamente cuando las desgracias ocurren: “ahogado el niño, tapan el pozo”. En ese sentido, y siguiendo su bizarra forma de actuar, luego entonces, esperemos que la Selección no califique al mundial, sería la única forma en que los ineptos dirigentes y dueños del futbol, harían los cambios que se requieren:

    En orden de importancia

    a)Desaparición de la Liguilla. Sólo fomenta la mediocridad y condiciona a los jugadores a jugar a no perder.

    b)Echar a los promotores. Buitres mercenarios que juegan con la dignidad de muchos en pos del dinero.

    c)El talento está en las prepas y universidades, no en los barrios. Y si lo buscas en el barrio, hay que educarlo. De nada sirve un buen futbolista sin educación y preparación.

    Por esto y muchas cosas más, anhelo que no califiquemos al mundial, sólo así tendremos las condiciones para tener un mejor futbol. !!Exijamos la desaparición de la liguilla, quitemos poder a los promotores, eduquemos a nuestros futbolistas!!

    1. Es un punto interesante el que comentas, las liguillas pueden estar presentes o no, pero eso no hace ni más ni menos competitiva a la liga: Argentina la tiene, y su nivel es mejor que el de México (aunque haya perdido 6 – 1 con Bolivia y 2 – 0 con Ecuador en esta eliminatoria, se da por hecho que va a ir al mundial), España e Inglaterra no las tienen, y su nivel de futbol también es muy superior al de México. En realidad, todo apunta a que se trata de que se reciba más dinero por las entradas al estadio, finalmente, en liguilla los precios de los boletos suben y la justificación es “que el equipo está jugando finales”.

      Los promotores son, estoy de acuerdo, Buitres mercenarios. Cuando un jugador mexicano es bueno, los equipos de España reciben una buena cantidad de llamadas de personas que dicen ser representantes del mismo jugador, y que les interesa colocarlo allá. Supongo que primero buscan hacer la negociación por su cuenta, si lo logran entonces contactan al jugador y le dicen que si le gusta jugar en Europa, seguramente va a decir que sí, y cuando le dice que ya casi hay contrato amarrado, pues el jugador acepta las condiciones del promotor. Tengamos en cuenta que muchos de ellos vienen de un nivel sociocultural más bien bajo, desconocen de finanzas, de firma de contratos, de notarios, cancelación de un contratos, etc., y son presa fácil. ¿dónde quedó el futbol en todo este desmadre? Aún sigo pensando cómo es que Rafael Márquez, Luis García y Hugo Sánchez pudieron superar estas adversidades y triunfar. Que el jugador se represente por sí mismo, y si no tiene tiempo, que lo agan sus parientes o amigos de confianza, alguien que conozcan de años.

      El talento no sólo se circunscribe a prepas y universidades, recordemos que Maradona y Pelé vienen da barrios populares, es más bien una capacidad innata de pensar, coordinar el cuerpo, algo con lo que se nace, y es sólo cuestión de desarrollarlo. Estoy de acuerdo en que hay que educar al talento que viene del Barrio o del Llano, si no, sólo hay que ver el montón de P-2 en los que se metió Cuahutémoc Blanco (originario del Barrio Bravo de Tepito) hace unos 8 ó 9 años con actricitas de su empresa hermana Televisa San Ángel, y creo que hasta le bajó la esposa a un comentarista de “TV Manteca”; serían como diamantes en bruto, pero Pelé sí ha podido trascender ese ámbito del que salió.

      Yo también estoy de acuerdo en quitar la liguilla, que al final de la temporada gane el que más puntos tuvo y se acabó. Asimismo, yo abogaría por quitar el sistema de descenso que se tiene por porcentajes y utilizar el de, digamos, España: haces menos puntos que todos en una temporada y te vas, si juegas bien, a la siguiente puedes volver, y tú como equipo sabes si te sigues haciendo güey. A Pachuca le hartó estar ascendiendo y descendiendo cada año, crearon en el año 2000 su “Universidad de Futbol” y hoy en día ya se pueden considerar un equipo de los grandes de México, aunque no lo ganen todo.

      Finalmente, no creo que aprendamos la lección si no vamos al mundial: los futbolistas, los entrenadores, y sobre todo los directivos de la FMF siempre encuentran la forma de echarle la culpa a otros de su mediocridad, y si no calificamos, dentro de 4 años estaremos exactamente igual, estoy seguro. Se trata de cambios de mentalidad, de retomar las metas de este deporte, como sí lo saben por ejemplo los alemanes: esté su país en guerra o en paz, con un sistema de gobierno o con otro, con jugadores jóvenes o veteranos, saben que si juegan al futbol lo deben hacer bien, meter todos los goles que puedan porque esa es la única forma de ganar el partido: en México ´86 les valió tilín el calor de Monterrey, la condicion de jugar contra el anfitrión, y echaron a México del mundial con todo y Hugo Sánchez (que falló un penal en su propia casa ante su propia gente, si la cosa hubiera sido en Alemania, no quiero pensar en lo abultado del marcador al término de los 90 minutos).

      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s