Soccer de México en los últimos años

De unos años para acá, aproximadamente desde mediados de los 90, se ha visto cómo el equipo de futbol soccer que representa a México ha ido perdiendo y empatando partidos de soccer que en épocas anteriores se le facilitaba ganar:

  • En enero de 1995, después de una destacada actuación en el torneo entonces llamado “Rey Fahad”, México gana un tercer lugar en el torneo a través de una definición por penales, con marcador de 5-4, después de un empate a 1 gol entre este equipo y la selección nacional de Nigeria, que en esos años era el mejor equipo de África, y que medio año antes se había dado el lujo de ganarle 2-0 a Argentina en pleno Mundial de USA ´94. Fue la última vez que México ganó una definición por penales.
  • En 1995, en el torneo “Copa USA ´95”, el equipo de Estados Unidos de América le gana al equipo de México con un marcador de 4-0, jugando en Estados Unidos en una época en la que el soccer, que es como lo conocen allá, era considerado una rareza de deporte, conocido por sólo unos pocos.
  • En ese mismo año de 1995, en un partido disputado en el torneo “Copa América ´95”, disputado en Uruguay, México pierde su pase a la ronda semifinal frente a Estados Unidos, en una definición por penales después de haber empatado a 1 gol en tiempo reglamentario. Los penales es otra cosa que tampoco se nos da a los mexicanos.
  • En 1996, en un partido de eliminatoria para clasificar al mundial de Francia ´98, el equipo de soccer de Jamaica le gana a México con marcador de 2-1, en un partido disputado en Jamaica, era la primera vez que México perdía con esa selección, y era sólo el inicio de lo que vendría después. Lo que me llamó la atención aquí es el hecho de que al terminar el partido, un comentarista de TV dijo abiertamente que el viernes anterior al partido, que se disputó en domingo, NO HABÍA SELECCIÓN en México, es decir, el viernes no habían llamado a ningún jugador, los llamaron el sábado y como resultado, una derrota. En el transcurso de la siguiente semana, un directivo mexicano de aquellos años comentó que la derrota había sido buena porque eso había permitido que Honduras, otro país que también disputa sus partidos eliminatorios con México, había quedado fuera de la ronda final. ¿Qué tal mentalidad enana?
  • En 1998 fue el último año que México le ganó un partido oficial a Estados Unidos en un partido disputado en el territorio de los angloparlantes, fue la época en que México jugó mejor, y en ese año el ranking mundial de la FIFA lo colocó en cuarto lugar, por encima de selecciones como Inglaterra o Argentina, que sí han ganado campeonatos mundiales.
  • en 2001, México perdió con marcador de 2-0 un partido eliminatorio al mundial Corea-Japón 2002 con la selección nacional de Estados Unidos, un partido que se veía fácil de ganar, y se perdió.
  • En esa misma eliminatoria, Costa Rica se llevó el honor de ser el primer país que derrotó a México en un partido oficial de eliminatoria mundialista, al ganarle 2-1 en el Estadio Azteca, que es donde los mexicanos juegan como locales.
  • al final de esa eliminatoria, Estados unidos calificó en primer lugar y México en segundo, por primera vez en la historia de ambas selecciones.
  • Ya en el mundial del año 2002, Estados Unidos le propinó a México la más dolorosa derrota, al dejarlo fuera del torneo en el partido de los octavos de final, donde con un marcador de 2-0, dejó en claro quién mandaba en la zona de Norteamérica y el Caribe, donde ambas selecciones juegan.
  • Para las eliminatorias mundialistas del año 2006, nuevamente una derrota por 2-0 frente  a Estados Unidos en territorio norteamericano dejó claro que México ya no era “El Gigante de la Zona”, sino que había cedido ese puesto a Estados Unidos, quien calificó nuevamente en primer lugar, México calificó en tercero (“caminando”, dijo LaVolpe).

Desde al año 2001 la situación del soccer en México ha ido empeorando lenta y paulatinamente, ya que las personas que rigen el deporte en México se han olvidado de la calidad en el deporte, se enfocan más en que la liga local sea rentable económicamente hablando, y en hacer contratos a nivel selección nacional que traigan beneficios económicos más que una mejora en el nivel de juego; así, se programan muchos partidos en Estados Unidos, donde el dinero de las taquillas supera la inversión erogada, y se juega contra selecciones de muy poco nivel que nada aportan al futbol mexicano en tanto que deporte, pero sí llenan de dinero las arcas de la Federación Mexicana de Futbol, y por ende, los sueldos de los directivos. Para muestra este botón: En el año 2003, por primera vez en la historia de México, los partidos de la primera división nacional dejaron de transmitirse en su totalidad por TV abierta, y se crearon los “partidos exclusivos” que sólo podían verse a través de la TV Satelital Digital Sky, quien compró los derechos de transmitir en exclusiva muchos partidos. La revista Proceso publicó un reportaje al respecto que tituló “Se acabó la Televisión para Jodidos” aludiendo una frase pronunciada por Emilio Azcárraga Milmo en los años 70´s.

Se tiene también el hecho de que en México somos muy proteccionistas con nuestros jugadores: los entrenamos para que compitan aquí, al nivel futbolístico de aquí, y si destacan entre la misma gente de aquí ya pensamos que son un fenómeno mundial. Tenemos una liga profesional, sí, pero el nivel en conjunto de esa liga es bastante mediocre, fuera de un tercer lugar en un mundial de clubes en el año 1999 y una “Copa Sudamericana” ganada en 2006 o algo así, ningún equipo profesional de México ha obtenido renombre internacional: fuera de México, casi nadie sabe quiénes son los Pumas, los Tigres, el Morelia, el América o el Pachuca, por mencionar algunos; sin embargo, hasta en el último rincón del lugar más perdido del mundo todos saben quién es Boca Juniors, Real Madrid, Milán o Manchester United.

Veamos cómo se percibe el futbol soccer aquí en México: un equipo de la liga profesional, cualquier equipo, tiene un grupo de seguidores, aficionados toman al equipo como su favorito por los motivos que sean, y quieren, como es natural, que gane todos sus partidos, le echan porras, van a ver sus partidos a los estadios y compran -queremos pensar- la ropa oficial para apoyarlos económicamente, disfrutan las victorias y sufren las derrotas. Hasta aquí todo va bien, es lo que sucede en todos los lugares del mundo donde se practique el soccer de manera profesional, y es bastante sano. El problema empieza cuando los dueños de los equipos ven que tiene una afición que le genera ganancias económicas, por lo que dejan de ver cómo jugar mejor para enfocarse en la obtención de dinero, lo cual no es malo, lo malo es que se ponga en segundo lugar al futbol; de esta forma, si un jugador de dicho equipo empieza a destacar, comienzan los contratos para salir en comerciales de TV, o en algunos casos, como sucede con el equipo América, son los propios directivos del plantel quienes fuerzan a sus jugadores a dejar de entrenar para convivir con aficionados en determinados eventos porque son “Socios Águila”. No sé si les paguen por eso o no, pero de que dejan de entrenar en ese tiempo, eso ni duda cabe.

Resulta entonces que aquí en México todos los equipos tienen a su afición que considera que son los mejores del mundo, y realmente lo creen, al igual que los directivos, entonces, a los jugadores se les paga más, éstos a su vez creen que son mejores porque les aumentaron el sueldo, y piensan algo así como “si me voy de aquí, el equipo se va al demonio, así que puedo hace lo que se me dé la gana, total que no me pueden correr porque soy bueno” y como resultado, en la cancha juega como quiere, que generalmente es descansando lo más posible, no corre tras balones lejanos y resulta que todos sus compañeros, así como los del equipo contrario parece que piensan lo mismo, porque nadie corre tras los balones divididos y éstos salen de la cancha. No es de extrañar entonces que Estados Unidos nos anote muchos goles cuando desde la media cancha uno, dos o tres delanteros de ellos toman el balón, corren a buena velocidad y ven cómo los mexicanos se quedan parados esperando que se cansen, lo cual no sucede y el portero queda solo, pudiendo hacer poco.

En los últimos años parece que México ya no es más el gigante del área, pero no es porque jueguen peor, sino porque los demás equipos del área han  elevado su nivel para alcanzarnos, es decir, de un nivel bajo varios países han subido a un nivel mediocre con destellos de buen futbol, para muestra, sólo es cuestión de ver el desempeño de dichos países en torneos internacionales, donde sus resultados son bastante malos, así , en los mundiales en que se ha participado, sólo Estados Unidos ha llegado a cuartos de final en el año 2002, y lo consiguió ganándole a México, mientras que Costa Rica y México se quedaron en los octavos, en 1998 México cayó en octavos de final frente a Alemania, mientras que Estados Unidos se quedó en la primera fase eliminatoria al perder 2 partidos y empatar uno; en 2006 lo mismo, Estados Unidos no calificó a octavos de final, mientras que México perdió con Argentina en esta fase.

todo esto lo que nos dice no es que el área de CONCACAF haya tenido una mejoría en equipos de Norte, Centroamérica y el Caribe, sino que esos equipos más bien han alcanzado el nivel de México, haciendo una competencia más pareja en la que ya no sólo uno, sino por lo menos 3, pueden ganar.

Nada de malo tiene que las selecciones de esos países quieran mejorar su nivel, al contrario, es bastante bueno, quiere decir que algo están haciendo bien, y si lo logran, no es problema de México ni gracias a nosotros, sino que más bien quieren hacer algo diferente, aunado al orgullo que todavía da podernos ganar a nosotros, aunque ya en Costa Rica publicaron el viernes 5 ó sábado 6 de junio de 2009 que, tras ganarle a Estados Unidos, publicaron que “El Gigante parecía un enanito”.

Hoy México ha acumulado una derrota más frente a un equipo que sin tener mayor trascendencia mundial, jugó mejor, y la prueba es que ganó el partido, por más excusas que pongamos en México.

Algunas excusas que los aficionados dicen para justificar que NO TENEMOS UN BUEN  futbol a nivel internacional:

  • México está mejor posicionado en la clasificación de la FIFA que Centroamérica. Sí, pero esa clasificación no tiene contento a nadie porque no se sabe con exactitud cómo se asignan los puntos.
  • México ha ido a más mundiales que Centroamérica y el Caribe. Sí, pero a hacer el ridículo durante muchos años desde 1930, fue hasta 1994 que se empezaron a cosechar triunfos fuera de México, exceptuando el 3-1 a Checoslovaquia en “Chile ´62”.
  • El Pachuca ya ganó la Copa Sudamericana, y en Brasil frente a un equipo Brasileño. Fuera de eso, el Pachuca sólo ha ganado campeonatos locales.
  • Ya hay mexicanos que juegan en Europa. Esos mexicanos poco pueden hacer por la selección, se pierde igual o peor que antes, ya que en sus equipos de Europa no juegan como titulares excepto dos de ellos, y en casi todos se da aún el “Síndrome del Jamaicón Villegas”: extrañan tanto México porque aquí los idolatran por lo poquito que hacen, que sólo quieren regresar. Teniendo en cuenta eso, los dueños de los equipos mexicanos les ofrecen dinero y les garantizan la titularidad si regresan a jugar a México, aceptan encantados de la vida porque en realidad se les está recompensando su mediocridad, si fueran buenos como Rafael Márquez o Hugo Sánchez, serían titulares.
  • Ya quisiera yo verte partiéndote la madre jugando en el América, las Chivas, o el que sea. Evidentemente si en este momento yo jugara en un equipo de la liga profesional mexicana, no lo haría nada bien, pero a mí no me pagan un sueldo por jugar, y para los de primera división, ése es su trabajo, para eso les pagan, y no lo cumplen. Corre el rumor de que el ascenso de un jugador al equipo de primera división se da si tiene dinero para pagar por su titularidad, pagarle al entrenador por dejarlo jugar, a los directivos; esta es una costumbre heredada de cuando éramos colonia española, cuando en los bautizos se cambiaba el nombre de la casta del recién nacido, así que tal vez tenga algo de cierto.

Sven Goran Eriksson, en la conferencia donde anunciaba su despido de la selección mexicana dijo, entre muchas otras cosas, que “no pueden correr a todo el equipo”. Veamos un poco más ese dicho. ¿Lo dijo por enojo, porque se le hacía que lo trataron injustamente, porque se le echaba la culpa de todo lo malo, o por qué lo dijo? Él tiene una mentalidad europea, dirigió muchos años a una selección inglesa y equipos de Europa, no con resultados excelentes, pero sí bastante aceptables. Llega a México, un país que desconoce, con jugadores que desconoce, un futbol politizado por sus dirigentes que desconoce, futbolistas profesionales flojos, una actitud que desconoce (Inglaterra siempre se va a morir jugando y tratando de hacer más goles), un idioma que desconoce, y como resultado, tiene que confiar en seleccionar a los jugadores que sus auxiliares mexicanos le recomienden, aceptar que los dueños de los equipos le impongan alineaciones, motivar a flojonazos que sólo quieren correr poquito y se conforman con meter un gol, jugar en Estados Unidos, cobrar un sobresueldo por jugar en la selección, y salir en televisión. Él sabía cómo eran estos tipos que se hacen llamar futbolistas, y estoy seguro que veía con desesperación cómo su indisciplina y flojera les hacía perder partidos por los que él como jefe tenía que responder ante la opinión pública. Los medios de comunicación no lo aceptaban porque 1) no era mexicano, 2) cobraba caro (yo me pregunto, ¿quién dirigiría a la selección gratis sabiendo de todo el dinero que ahí se mueve?), 3) desconocía el futbol de México. Se le echaba la mayoría de culpa por los malos resultados, y nadie veía, ni ve hoy en día, que los jugadores en la cancha tienen la mayoría de la responsabilidad, y no la cumplieron, ni la cumplen y si siguen pensando así, ni la cumplirán. Por eso estoy seguro que él dijo que no los pueden correr a todos.

Si quienes leen esto piensan que en México el futbol es mejor que en Centroamérica o el Caribe, ejerzan un poco más de autocrítica, lo bueno del pasado ya quedó ahí, en el pasado, ya no ganamos por goleadas, ya nos ganan casi todos (al menos, así ha pasado en 2008 y 2009), y entrenadores van y vienen sin que se logre hacer algo mejor.

Fúmense este último dato: desde 1995, año en que arrancó formalmente su liga profesional, Estados Unidos ya tiene más de 20 (sí, veinte) jugadores en Europa, mientras que México, desde 1955 que arrancó su liga profesional, hoy en día tiene sólo a unos 8 jugadores allá, y a excepción de dos, el resto con un pie fuera del equipo por que simplemente no son buenos. Llevábamos 40 años de ventaja y en sólo 14 nos alcanzaron.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s