Recuerdos radiales 1 (Introducción)

Desde siempre he tenido gusto por escuchar estaciones de radio de los lugares más lejanos posibles que las antenas alcancen, así, dentro de la banda de AM (o MW para quienes conocen la notación anglosajona) he llegado a escuchar una estación procedente de San Salvador, República de El Salvador, estando yo en el Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, México, la distancia en línea recta tal vez sea de unos 700km, y la señal tuvo que atravesar sierras, interferencias de ciudades grandes como Guatemala o Tapachula, en fin…

A mediados de los años 90´s, la radio transmitida en la banda de Frecuenca Modulada (FM) era una rareza en el Istmo de Tehuantepec, que era la zona donde yo vivía, la ciudad de Salina Cruz Oaxaca tenía una estación que no llegaba mucho más allá de la ciudad vecina de Tehuantepec, y con muchos esfuerzos e interferencia (HISS) se escuchaba en la ciudad de Ixtepec, que era donde yo vivía. Eso no me desanimaba, por lo que yo buscaba la manera de hacer más potente la recepción mediante artículos caseros (era estudiante y pobre, lo primero un defecto y lo segundo una virtud en este triste país), entiéndase alambre y cables de diversos tipos, sobre todo el típico Cable Bifilar Plano de 200 Ohms que se usaba para transmitir la señal de TV abierta, y una antena de TV que estaba fijada al suelo con un tubo muy alto. No mejoró gran cosa la recepción, pero me di cuenta de que uno de los cables pegado a una antena telescópica de radiograbadora mejoraba un 10% la señal, mientras que el otro la empeoraba, y ambos cables en la misma antena se anulaban entre sí.

Tuve más éxito sacando la susodicha radiograbadora al patio de mi casa, como era de esperarse, y posteriormente ubicándola en un lugar alto en el interior de la casa, así, pude por fin escuchar más estaciones de FM, principalmente del estado de Veracruz, y por unos breves instantes en enero de 1993 una estación de la ciudad de Puebla de Zaragoza, distante unos 380 km en línea recta, pero cuya señal debió atravesar una de las sierras más escarpadas del continente: la Sierra Madre Oriental. Para 1995 y 1996 escuchaba y hasta conocía las programaciones de estaciones de radio de Xalapa, Veracruz, donde escuchaba una estación ubicada en el 96.9 llamada “Digital 96”, otra estación de Orizaba Veracruz llamada “Láser 89” (no recuerdo su frecuencia y hoy en 2009 ya se llama de otra manera), “La Primerísima” de San Andrés Tuxtla Veracruz, en el 92.7, FM Globo en el 107.5 de Coatzacoalcos, Una estación de Tapachula Chiapas que estaba como por el 102.1 ó el 102.5, y cuya señal llegaba muy fácilmente: en línea recta casi todo el trayecto es sobre el mar, el Océano Pacífico. Escuchaba también “Radio Lobo”, no recuerdo de qué ciudad de Veracruz, ubicada en el 100.9 ó 100.1, no lo recuerdo del todo bien, y finalmente, la más potente en cuanto a señal, “Más FM” de Coatzacoalcos Veracruz, ubicada en el 101.7.

Es de esta estación de la que deseo hablar, pero eso será en otro post, porque este ya tiene mucho texto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s